hostel ushuaia | actividades

parque nacional

act-1.jpg

El Parque Nacional Tierra del Fuego se encuentra a 11 km de la ciudad de Ushuaia. Es un lugar perfecto para realizar caminatas y disfrutar de las mejores expresiones de la naturaleza, flora y fauna fueguinas. Dentro del Parque Nacional y entre los bosques de lengas y guindos, se pueden ver una gran variedad de aves, zorros, guanacos, conejos y, a lo largo de los ríos, castores y ratas almizcleras. Y más allá, en la costa del canal Beagle, una amplia muestra de la diversidad de la fauna característica del litoral patagónico austral. A lo largo del Parque Nacional discurren varios senderos de distinto grado de dificultad; todos ellos bien demarcados y con señales y miradores que ayudan a identificar los atributos más significativos de cada uno.

canal beagle

act-4.jpg

A sólo 7 km de la ciudad, nos encontramos con el cerro Martial, coronado por un glaciar al que puede accederse durante todo el año. En verano, el cerro y el glaciar son destinos ideales para los que quieren caminar más allá de los senderos, disfrutar de un  agradable paseo en aerosilla o iniciarse en la emoción del canopy. En invierno, cuando la nieve cubre las laderas de la montaña, el sitio se transforma en un simpático centro de esquí; ideal tanto para los que desean iniciarse en la actividad como para los expertos que se atrevan a deslizarse a lo largo de las paredes de un glaciar

lagos fagnano y escondido

act-6.jpg

La sensación de navegar sobre las aguas del canal Beagle (las puertas del fin del mundo pero, también, uno de los brazos de mar más sugestivos del mundo) es inolvidable. Cualquiera sea la embarcación que uno elija (un confortable catamarán, un simpático yate de vela o motor o un pequeño gomón equipado con un motor fuera de borda), el recorrido de la bahía de Ushuaia; las islas de los Pájaros y de los Lobos marinos, y el paso frente al faro Les Eclaireurs son otras tantas oportunidades para descubrir el placer del descubrimiento y el sabor de la aventura.

Algunos de los programas de navegación que se ofrecen en el puerto de Ushuaia, incluyen un desembarco y una corta caminata en alguno de los islotes Bridges o en la isla Martillo, en dónde se encuentra una colonia de pingüinos magallánicos

laguna esmeralda

act-7.jpg

La laguna Esmeralda, situada a 18 km de la ciudad de Ushuaia, ofrece una oportunidad ideal para iniciarse en los encantos del senderismo y apreciar la gracia de los paisajes glaciarios. El sendero que lleva a la laguna tiene algo más de 3 km de extensión y discurre, entre bosques, turbales y chorrillos, a lo largo de una selección de los paisajes más encantadores del área cordillerana.

Las aguas de la laguna tienen ese mágico color verde propio de los cuerpos de agua alimentados por un glaciar. De hecho, sobre la misma se eleva el impactante glaciar Ojo del Albino; un ascenso que satisfará, incluso, a los más exigentes. El ascenso y el recorrido del glaciar debe hacerse con la asistencia de alguno de los muchos guías especializados que hay en Ushuaia y permite, a quién se atreve, hacer prácticas de marcha y escalada sobre hielo;

cerro castor

act-9.jpg

El cerro Castor es el centro de esquí más joven y, quizás por eso, más moderno de la Argentina. Cuenta con pistas apropiadas para esquiadores de todos los niveles y una geografía que parece diseñada para multiplicar las oportunidades de descubrir infinidad de nuevos caminos por fuera de ellas. El clima, el paisaje y la calidad de la nieve lo han convertido en el destino favorito de muchísimos esquiadores del país y del resto del mundo que, además, pueden disfrutar allí de la temporada de nieve más extensa de Sudamérica

monte susana

act-10.jpg

El monte Susana es un mirador incomparable desde el que pueden verse, a un lado, la ciudad de Ushuaia y, al otro, las formas caprichosas de las costas e islas del Parque Nacional. A pesar de su escasa altura, el Susana permite ver varios niveles de vegetación; desde los bosques hiperhúmedos de la base hasta los pastizales surcados por líneas de viento de las partes más altas.

El recorrido del monte ocupa un lugar central en algunas de las cabalgatas más atractivas que parten de las proximidades de Ushuaia

centro invernales

act-11.jpg

Hacia el norte de la ciudad, a lo largo de la Ruta 3, se extienden los “centros invernales” de Tierra del Fuego. Se trata de pequeños complejos, alegres y familiares, que se esmeran en ofrecer una gran diversidad de actividades. De acuerdo  al que uno elija, podrá realizar caminatas sobre raquetas de nieve, practicar (o aprender) esquí de fondo, dar un paseo en snowcat o recorrer el bosque sobre un trineo tirado por perros. Y, en todos ellos, coronar la visita con un asado de cordero, un guiso o algún delicioso plato regional

museos

A pesar de lo que muchos creen, Ushuaia no es solamente una tierra de aventuras. La ciudad cuenta con un pequeño pero atractivo complejo de museos. El Museo del Fin del Mundo guarda la memoria de los pueblos aborígenes y de los colonos de Tierra del Fuego. El Museo Marítimo es, como su nombre sugiere, un homenaje a la historia náutica de Tierra del Fuego. Pero, además y dado que funciona en el mismo edificio en el que estuvo el legendario penal, permite conocer algunos de los tramos más duros pero, también, más apasionantes de la historia fueguina. Además, se pueden visitar: el museo Yámana, la vieja casa de Gobierno (el Cabildo) y el MAMU; una dependencia del Museo Marítimo específicamente dedicado a la exhibición de obras de arte

antartida

act-12.jpg

Ushuaia, es además de todo, la puerta de entrada (o, mejor, el puerto de embarque) de las expediciones a la Antártida. Todo lo que hay que hacer es atravesar un canal de poco más de 1.000 km (el pasaje de Drake) para llegar a ese continente blanco, mágico y soñado con el que sueñan tantos viajeros. Desde Ushuaia, parten cruceros de todos los estilos y para todos los gustos que, según el caso, extienden su itinerario hasta las Malvinas o las Georgias y que pueden insumir entre 7 y 21 días. Vale la pena!

aquilon tourism

bannerAquilon.jpg

E.V.yT. Legajo N° 14600